Elaborados con hierbas medicinales que crecen, de forma silvestre o cultivadas, en estas tierras vírgenes de las Sierras de Córdoba, regadas con agua pura de río de montaña.

Las esencias, obtenidas con el método artesanal de destilación al vapor, concentran en su aroma el poder curativo de la naturaleza para distintas necesidades del cuerpo, la mente y el alma. 

Gracias a su delicada disolución en aceite orgánico de jojoba, los aceites esenciales Pránáh, se pueden aplicar directamente sobre el cuerpo, como aromaterapia, para aliviar numerosas afecciones de la piel y darle un aspecto saludable y resplandeciente, como también para acompañar procesos de transformación interior y como una preciada herramienta que nos acompaña en el camino espiritual.

Eucalipto: Afecciones respiratorias.
Cedrón: Ansiedad.
Ciprés: Alivia el dolor.
Citronella: Repelente.
Lavanda: Calmante.
Marcela: Cansancio y debilidad.
Menta: Resfriados.
Palo Amarillo: Sedante.
Peperina: Digestiva.
Romero: Tonificante.
Salvia: Piel.
Laurel: Revitalizante.
Hinoki: espiritual.
Red Scorpion: Equilibrio.

Presentación: frasco de vidrio con gotero de 10 ml.
Lista de precio y stock a su disposición, solicítela vía email.